Reforma de piso Passivhaus en Casco Viejo de Pamplona

Detalles del proyecto

Creemos que esta obra nos identifica. Se trata de una reforma integral en el casco viejo de Pamplona, en un edificio del siglo XVIII, casi nada!
La reforma se ideó pensando en crear una vivienda con una alta eficiencia energética, usando materiales naturales y cuidando al máximo la estética. La idea era crear una vivienda de diseño moderno pero manteniendo la esencia de piso antiguo que es.
Se han usado criterios Passivhaus para dotar a la vivienda de un gran aislamiento térmico y acústico, se ha cuidado especialmente la hermeticidad y se ha instalado un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.
En cuanto a los materiales, la madera es la gran protagonista. Se optó por un pavimento de roble natural que se usa también para revestir paredes y puertas. Asimismo las ventanas son de madera con un triple acristalamiento. El aislamiento térmico es de fibra de madera en trasdós de fachada, corcho natural en suelos y lana de roca en techos. Para los acabados se ha intentado también usar materiales lo más puros y naturales posibles. Textiles, hierro, cuero, vegetación, todo tiene el objetivo de crear una vivienda sana y agradable.
Se mantienen las vigas de madera originales de la vivienda y se recupera la estufa de leña, una auténtica gozada.
Gracias al trabajo de Eba Heredia en el diseño y a todos los gremios intervinientes en la obra, creemos que hemos conseguido una vivienda con un carácter especial, llena de buen rollo y armonía en todo su conjunto. Nos encanta!

Categoría

Interiorismo, Passivhaus, Reforma

Anterior